Municipio de Guaymas

martes, 18 de octubre de 2016

Como bien se preguntó un analista político sonorense, y a propósito de la búsqueda por parte de la justicia del ex Gobernador sonorense Guillermo Padrés Elías en 190 países, ¿realmente habrá valido la pena para él y sus compinches todo lo que hicieron?
El columnista del cuento hacía en días pasados una serie de reflexiones sobre los pensamientos actuales que pueden tener todos aquellos que, al amparo de la impunidad, incurrieron en hechos que seguramente sabían que eran irregulares, pero la ambición por aumentar sus cuentas bancarias los llevó a caer en un juego que hoy los tiene en una situación vergonzosa, realmente ignominiosa.
Unos están en la cárcel, otros están siendo requeridos por las autoridades, y el principal actor de la novela, presuntamente al lado de su familia, anda literalmente “a salto de mata” como un delincuente común, escondiéndose sabrá Dios dónde, pero tratando de no ser ubicado, bajo la certeza de que podría ser capturado en medio de un aparatoso operativo e ir a parar a una celda, donde corresponde, pues, a quienes atentan contra la ley.
Al parecer, las pruebas de las raterías cometidas por el ex jefe del ejecutivo sonorense se han acumulado de tal forma que hoy es de elemental importancia mantenerlo encerrado, y en ese sentido, la PGR ha solicitado el apoyo en general para ubicarlo y entregarlo a las autoridades. La interpol ha emitido la clásica “ficha roja”, que se asigna a aquellos delincuentes peligrosos que ameritan ser arrestados y responder ante la justicia por los delitos cometidos. Hoy Padrés Elías está en esa penosa situación.
Qué vergüenza. Y qué vergüenza no solamente para este hombre que como reyezuelo que se sintió nunca pensó que sus trapacerías tendrían una respuesta de la justicia. Qué vergüenza también para los sonorenses, que durante seis años tuvimos a un auténtico maleante gobernando, a un hombre cuya soberbia no alcanzó a advertir que sus acciones no podían quedar impunes. 
Porque la justicia política podrá exculparlo de todo, trayendo como consecuencia que los jueces sean benignos con él y sólo lo castiguen con la clásica y cómplice inhabilitación para ocupar cargos públicos. Pero la justicia popular ya no va a olvidar los agravios sufridos, y donde se le vea, donde ande caminando, tratando de llevar una vida normal, ya no podrá quitarse jamás la imagen de ladrón. Cualquier sonorense común podrá señalarlo con índice de fuego.
Y cabe observar en este mismo intento de reflexión, que si la misma dirigencia nacional del PAN ha bajado la cabeza con vergüenza ante este caso, ningún sentido tiene que haya quienes todavía lo quieran defender, aduciendo que todo es consecuencia de una venganza política. Ya sobra. Ese recurso ya está demasiado manoseado como para seguir permitiendo que rateros disfrazados de políticos sigan amparándose a una complicidad repugnante e indigna. La justicia debe empezar a aplicarse para poder emprender un nuevo camino hacia la limpieza en las instancias de gobierno.
Quizá pronto haya noticias sobre el paradero de Padrés Elías. Es probable que en muy breve tiempo se esté difundiendo la captura de quien, tras enfermarse de poder y soberbia, no quiso advertir que aquella justicia que él hipócritamente exigía para los políticos ladrones, se le iba a revertir tan pronto.

Hoy, Guillermo Padrés Elías, es un prófugo de la justicia. 

miércoles, 31 de agosto de 2016

De nuevo se reflejan los graves índices de inseguridad en Guaymas. Otra vez el detonar de armas de fuego y de nuevo la Parca se encarga de llevarse la vida las víctimas. Despierta el terror de los ciudadanos comunes, provoca la movilización de las fuerzas de seguridad y después de algunas horas de zozobra, preocupación y miedo, todo vuelve a la normalidad, una normalidad que más que eso es ya una costumbre.
Pero esa relativa calma es sólo una apariencia. Regresar a la normalidad es que todo vuelva lo que estamos viendo todos los días y durante todas las horas del día. Una venta indiscriminada y desenfrenada de drogas en lugares visibles, sujetos que ya perdieron todo tipo de cordura y delinquen hasta en las narices de los policías, robos sin freno ni control alguno en casas habitación y comercios, y una pasividad inconcebible por parte de quienes presuntamente tienen la obligación de velar por la seguridad pública.
Estamos mal y todo indica que vamos para peor. La Policía Estatal Investigadora sólo tiene capacidad para emitir boletines a través de los cuales informa que se inician las indagaciones para dar con el paradero de unos victimarios que curiosamente jamás son ni siquiera identificados, salvo casos excepcionales, regularmente fortuitos. Prefieren aparentar que dan "palos de ciego" antes que ofrecer buenos resultados a la comunidad, que finalmente es a la que debieran servir.
Aunque puede ser entendible. Si no tienen capacidad para resolver las decenas de robos que se suscitan a diario en todos los rincones del Municipio, mucho menos para que las indagatorias de marras puedan ofrecer resultados positivos. La única capacidad evidente que tienen es la de arrestar de manera abusiva y montonera a maestros indefensos o a maridos golpeadores con órdenes pendientes de aprehensión. Pero entratándose de identificar a sicarios, resultan ser servidores públicos con una ineptitud total.
Y esta inutilidad es lo que ha provocado, en parte, el desenfreno actual en materia de seguridad. Los delincuentes actúan a su libre arbitrio, con una absoluta confianza en que las autoridades encargadas de castigarlos regularmente se muestran indiferentes, indolentes a los delitos en los que incurren. Los detenidos que caen en manos de los agentes del Ministerio Público son entregados, por lo regular, por la policía municipal, y lejos de ponerse a trabajar en esos casos, prefieren dejarlos en libertad, con facultades abiertas para seguir perjudicando a la ciudadanía que ya no siente lo duro cuanto lo tupido en cuestión de robos.
La Estatal Investigadora realmente no está investigando el caso del nuevo ejecutado. No lo han hecho en otras ocasiones, porque si así fuera, las estadísticas lo mencionaran. Al final de cuentas, todos sus reportes, no exentos de maquillaje, se refieren sólo a eso, al inicio de las investigaciones pero nada más.

Hay que aceptarlo... estamos mal y vamos a peor.
En días pasados, un agente de la policía preventiva municipal, cuyo nombre queda en resguardo por razones entendibles, dejó entrever, a través de una simple frase, la dramática realidad que enfrenta nuestro Municipio y quizá todos los municipios del país. En tratándose del tema de la delincuencia común, la que roba todos los días y a todas horas, sólo respondió: “ese problema ya nos rebasó”.
El oficial, de grado jerárquico importante, fue claro y contundente en la conversación. El trabajo de la policía preventiva se vino abajo, y no precisamente por voluntad propia. A excepción de quienes están en la corporación y que gustan del dinero fácil, elementos de fácil ubicación como auténticos servidores públicos, lamentan la situación actual, en la que, al menos en una muy clara evidencia, las autoridades parecieran estar totalmente del lado de quienes están peleados con la ley.
Y lo describe claro y contundente: los agentes responsables de velar por la seguridad de los ciudadanos, de manera constante arriesgan su integridad física, inclusive su vida, cuando se trata de detener delincuentes. Todo esfuerzo, riesgos y peligros a los que se exponen, queda en el cesto de la basura cuando los maleantes son liberados, en cuestión de horas, por agentes del Ministerio Público. Y lo peor de todo, con enemigos doblemente peligrosos en la calle.
¿Cuáles son las verdaderas razones por las que los agentes representantes sociales han roto totalmente su compromiso de integrar las averiguaciones que lleven a un justo castigo a los delincuentes? Salvo casos muy excepcionales, quienes delinquen de manera frecuente y caen en manos de estos malos servidores públicos, prácticamente tienen garantizada su libertad. Razones que algunos encuentran son que llegan a arreglos económicos con estos, o que simplemente los liberan para evitarse el exceso de trabajo.
Cualquiera que sea la razón, lo que han hecho los representantes sociales con esa falta de responsabilidad, ha sido estimular a la delincuencia a grados que hoy en día son realmente alarmantes. Ladrones que han sido sorprendidos en plena flagrancia, con suficiente aportación de evidencias, hechos contundentes, no son tomados en cuenta ya para la formación del consabido expediente, y antes bien, hoy es común que las víctimas resulten no solamente regañadas, sino hasta amenazadas por los miembros de la Policía Estatal Investigadora, que de esto último sólo tiene el membrete.
Y esa confianza que dan a la delincuencia, además de los insólitos cambios que sufrió el Sistema de Justicia Penal, es que está convirtiendo a las ciudades como Guaymas en pueblos sin ley, donde por responsabilidad directa de este tipo de funcionarios corruptos, la gente cada día entiende más que llegará el momento en que se tenga que hacer justicia por mano propia, ante la inutilidad, no exenta de complicidad, de quienes están encargados de castigar a quienes trasgreden la ley.

Es de extrema urgencia, por parte de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, penetrar directamente a las agencias de los ministerios públicos y hacer una revisión exhaustiva sobre la forma en que están mal desarrollando su trabajo. Existe la plena certeza de que van a destapar cloacas muy pestilentes y que hoy en día son el otro azote del ciudadano común. Porque por un lado está el delincuente que cada vez se vuelve más osado, y por el otro, una indiferencia absoluta de quienes están para protegernos, pero que finalmente resultan cómplices del delito.

jueves, 18 de agosto de 2016

Fustiga Lorenzo a PASA

Atenta contra la salud de los guaymenses al suspender el servicio, dice
Como un atentado a la salud de los guaymenses calificó el alcalde Lorenzo de Cima Dworak, la decisión de PASA de suspender el servicio de recolección de basura en toda la ciudad.

viernes, 12 de agosto de 2016

Liberan a mujer “levantada”

Sólo se sabe que se la había llevado un grupo armado presuntamente por equivocación
El Portal de la Noticia
Una mujer originaria de La Misa, quien había sido privada de su libertad el pasado miércoles, regresó a su casa luego de que sus captores la dejaron libre.
Rosa Icela Zazueta regresó a su casa a las 22:45 horas de ayer jueves.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Radicalizará CEA medidas

Ante negativas de pago en comercios inicia medidas extremas de corte en usuarios morosos 
Ante las constantes negativas de pago, la Comisión Estatal de Agua ha decidido tomar medidas extremas en los comercios morosos de Guaymas, ya que, a pesar de las constantes invitaciones para que se acerquen a regularizar su situación, la respuesta ha sido nula.

martes, 9 de agosto de 2016

Esperan fuertes lluvias

Instalan Comité de Operaciones de Emergencia ante remanentes de “Javier”
Para conocer el estado de fuerza que tiene cada una de las dependencias de los tres niveles de gobierno y mantenerse coordinados ante las lluvias que pudiera dejar “Javier” en Guaymas, esta mañana se instaló el Comité de Operaciones de Emergencia de Protección Civil.

Instalan comité de PC

Se preparan ante posibles contingencias por la depresión tropical “Javier”
El Imparcial
GUAYMAS, Sonora (GH) El Comité de Protección Civil en Guaymas quedó instalado para atender las posibles contingencias que puede ocasionar los efectos de la depresión tropical "Javier".

Liberan a Roberto Ávila

Por no considerarse grave su delito, pagó una fianza de 20 mil pesos
HERMOSILLO, Sonora(GH) La cantidad de 20 mil pesos fue lo que pagó de fianza el ex funcionario Roberto Francisco Ávila Quiroga, ya que el delito de uso indebido de atribuciones y facultades, por el cual fue acusado, no es un delito grave, y hoy se encuentra libre, informó el delegado de la PGR, Darío Figueroa Navarro.

Acepta Munro la derrota

Dice que se mantendrá en el partido con una postura crítica
Azteca Sonora
Hermosillo, Sonora.- El candidato a la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) en Sonora, Ernesto Munro Palacios, agradeció a los más de 3 mil 600 militantes que votaron por él, pero reconoció que fue David Galván Cázares quien ganó la contienda en el blanquiazul.